Innovación, La Ventaja Competitiva Que Estás Buscando

 

“Ningún hombre puede hacerse rico o lograr algún tipo de éxito duradero en los negocios si es un conformista” (Paul Getty). La frase que fue plasmada con anterioridad nos brinda un concepto clave: “conformista”; y, no se necesita ser un genio o un hombre con mil títulos de estudios para realmente comprender que si nos quedamos dentro de nuestra zona de confort, no progresaremos y por lo tanto nos quedaremos fuera del mercado. Por más grandioso que sea nuestro producto y se piense que no necesita ningún tipo de modificación, siempre habrá un nuevo mercado en tendencia que nos exigirá que cumplamos con sus nuevas necesidades.


Actualmente vivimos en una sociedad extremadamente cambiante, lo que obliga a las empresas a buscar maneras innovadoras de cumplir con las necesidades de los mercados. Andrés Oppenheimer, lo plasmo en su libro “Crear o Morir” si quieres continuar en el mercado debes de ajustarte a las nuevas tendencias, así de fácil. Pero, ¿cómo saber si lo que tú necesitas es innovar en tu producto o en tu modelo de negocios? 


Al momento de pensar en innovación, normalmente pensamos en avances tecnológicos, grandes maquinarias futuristas o bien nuevos inventos, pero el innovar no necesariamente se refiere a esto. Según el diccionario de la RAE innovar es “Mudar o alterar algo, introduciendo novedades”. Es desde este punto donde nos percatamos que no es necesario tener que inventar un producto nuevo para innovar en nuestra empresa, basta con hacer un cambio en nuestro modelo de negocios o agregar valor sobre algo existente.


En un artículo llamado "Paradigma de la T grande" escrito por Alejandro Ruelas-Gossi, nos presentan dos modelos que se deben de tomar en cuenta al momento de innovar, el modelo T grande y t pequeña. El modelo de T grande, se utiliza cuando una empresa busca tener una ventaja competitiva y lo logran generando cambios en diferentes áreas de la organización, ya sean operaciones comerciales, financiaras, marketing, etc. "La T grande, en lugar de enfocarse en el producto, implica cambios en el modelo de negocios y es impulsada por ideas" (Ruelas-Gossi, 2004). Por otro lado tenemos el modelo de t pequeña, este se presenta cuando una empresa busca generar una ventaja competitiva solamente en el producto y pasan a realizar modificaciones e implementaciones para lograr esto. En este mismo artículo se presenta el ejemplo de Grupo Modelo, los encargados de fabricar la cerveza Corona. En el año de 1997 logró despojar a Heineken como la cerveza número uno de importación en Estados Unidos, esto lo consiguió sin realizar ningún cambio en su producto, de hecho, siempre se hace énfasis en que la cerveza Corona es 100% producida en México. Entonces, ¿qué hizo Grupo Modelo para lograr esto? Simple, utilizó el modelo T grande para obtener su ventaja competitiva. El innovar dentro del modelo de negocios le permitió obtener el puesto número uno ante su mayor competencia, Heineken, todo gracias a su departamento de Marketing, pues lograron vender la idea de playa, sol, diversión, etc. Y que mejor manera de disfrutar de lo anterior que acompañado de una refrescante Corona.


De esta manera tan sencilla, podemos mostrar como la innovación no solamente son aditamentos al producto, si no que también el generar un cambio en el modelo de negocios te permite innovar y obtener una ventaja competitiva.


Al momento de innovar no debemos limitarnos en solo añadir o pensar en qué crear, para poder dominar el mercado, también se puede utilizar la estrategia “decremental”, como lo hizo Procter & Gamble (P&G). Esta empresa decidió lanzar una línea de pañales desechables completamente “básicos” para el mercado de América Latina, mientras que en los mercados más desarrollados logró convertirse en líder por los atributos que había agregado a su producto. Gracias a que utilizaron una innovación decremental, pudieron aumentar 12 veces más el mercado de pañales en esa región, logrando así convertirse en líder regional de esta categoría.


Para concluir, es importante remarcar que no debemos de quedarnos con una idea errónea de que el innovar simplemente recae en los avances tecnológicos o bien en los productos, existen múltiples maneras de poder lograr una ventaja competitiva y poder satisfacer las necesidades del consumidor. Como Charles Darwin dijo; “Sobreviven solamente los que se adaptan mejor al cambio”, recuerda buscar la manera de innovar mas conveniente para ti y nunca dejes de buscar nuevas formas de sobresalir en el mercado.

Por Gerardo Villa Flores.

 
Maria Nirvana Millan Herrera