El lento crecimiento económico, las desigualdades sociales y la degradación ambiental presentan un desafío sin precedente Y al mismo tiempo, una gran oportunidad para los emprendedores.